Al ingresar al campo profesional o incluso después de años trabajando como empleado en una empresa, muchos pasan por el mismo proceso de evaluación, sopesar los costos y beneficios de independizarse o hacer o seguir una carrera como empleados de una empresa. Si seleccionas la opción de poseer una empresa propia, ciertamente te enfrentarás a riesgos, pero cuando decides comprar una empresa existente versus comenzar desde cero, aumentarás grandemente las probabilidades de ser exitoso financiera y emocionalmente.

Las ventajas de comprar una empresa se relacionan con el menor riesgo asociado, dado que ya traen un flujo de ingresos basado en una cartera de clientes existente, cuentan con una dotación de trabajadores que conocen muy bien sus funciones y de proveedores estables, lo que permite focalizarse en cómo mantener o hacer crecer el negocio. A lo anterior se suma que los vendedores de una empresa siempre están dispuestos a realizar una transición que les aumente las probabilidades de éxito a los compradores, ya que ellos siempre desean que éste perdure en el tiempo y que ojalá sean aún más exitosas de lo que ellos pudieron lograr al momento de venderlas.  

¿Por qué comprar una empresa establecida?

La primera razón es porque a diferencia de un emprendimiento, existe una gran cantidad de buenos negocios funcionando que podrían calzar con sus intereses o necesidades y a diferentes precios, según el presupuesto de cada uno y para ello los corredores de empresas somos los asesores indicados.  

¡¡La clave es elegir la empresa correcta al precio correcto entre una variedad de opciones!!

error: Este contenido es protegido contra plágio.